Descubre los principales 10  errores que hacen que tus clientes se vayan a la competencia

¿Por qué pierdes clientes?

Descubre los 10 errores principales que hacen que tus clientes se vayan a la competencia

La retención y la fidelización de clientes son algunos de los principales objetivos de cualquier empresa o marca. No puedes confiarte ni bajar la guardia y has de estar muy atento a no cometer la siguiente serie de errores que pueden provocar que tus clientes más fieles se vayan un buen día a la competencia.

  • Tienes un mal servicio al cliente

Un servicio al cliente deficiente es la causa más común por la que los usuarios dejan de consumir o utilizar los servicios o productos de una empresa. Ofrecer un buen servicio y atención al cliente es esencial para que la experiencia del cliente sea satisfactoria y para que este se mantenga fiel a tu marca.

Las personas tienden a forjarse unas expectativas que, si no se cumplen, causan malestar y decepción. Lo mismo ocurre en el mundo de los negocios. Prometer más de lo que se puede dar es un grave error.

  • Ofreces productos o servicios de baja calidad

Se honesto contigo mismo. ¿Vendes productos realmente buenos? ¿Pagarías por ellos si fueras tu cliente? Si la respuesta a estas preguntas es “no”, deberías reconsiderar seriamente el tipo y la calidad de servicios o productos que ofreces en tu negocio.

  • Tardas mucho en responder

Puedes disponer de productos o servicios de calidad y de un buen equipo de ventas pero si eres de los que tarda en responder las peticiones o reclamaciones de los clientes, es probable que este hecho genere descontento entre ellos y acaben eligiendo otra opción en su próxima compra.

  • No sabes gestionar tu imagen corporativa

Nadie te conoce, nadie habla de ti, y los que sí lo hacen, no dicen cosas muy buenas. Puedes tener el mejor producto o servicio pero esto no sirve de nada si no sabes comunicarlo ni llegar a tu público objetivo. Has de ser capaz de gestionar y posicionar tu imagen de marca transmitiendo confianza y transparencia hacia los clientes a través de una buena estrategia de marketing y comunicación.

  • Tus servicios o productos ya no son útiles para el cliente

En un mercado globalizado, la competencia es feroz. El mundo actual cambia de forma vertiginosa y, por tanto, es necesario revisar y actualizar las características y las funcionalidades de los productos. Si lo que ofreces a tus clientes se ha vuelto obsoleto, es muy probable que te abandonen a favor de la competencia.

  • Estás teniendo problemas de stock

¿No tienes suficientes productos para hacer frente a la demanda de tus clientes? Puedes tener problemas con los proveedores, el almacenamiento, el inventario, etc. Pero la realidad es que, cualquiera que sea el inconveniente, si tus clientes pasan demasiado tiempo esperando un producto determinado, la próxima vez quizás comprarán en otro sitio.

  • Tu precio está fuera del mercado

No se trata de iniciar una guerra de precios con la competencia, sino de evaluar correctamente la relación entre la calidad de tus servicios, el precio al que los estás ofreciendo y los precios actuales del mercado.

Aunque es cierto que, en ocasiones, es imposible rebajar más el precio, en otras es debido a que la empresa no ha revisado su política ni ha estudiado cómo puede reducir costes previos, que permitan ajustarlo. Para seguir siendo competitivo no es siempre necesario recortar los precios, puestos que estos tienen que continuar cubriendo gastos y dando un margen de beneficios, pero sí ajustarlos con la calidad u ofrecer un extra que lo justifique.

  • Tienes problemas con tus pedidos

Los problemas con los pedidos pueden causar pérdidas significativas para tu empresa y generan una mala imagen que debes evitar. Ya sea un problema de servicio al cliente o si está relacionado con el transporte o lo que sea, es necesario identificar qué es lo que no funciona y corregirlo.

  • Eliges mal a tu personal

Dependientes poco educados, un servicio técnico sin los conocimientos suficientes o call centers que repiten frases estándar sin escuchar las reclamaciones del cliente que está al otro lado del teléfono son algunos perfiles profesionales que cualquier gerente o directivo debería evitar. Tus empleados y comerciales son la mayoría de veces los embajadores de tu marca, el punto de contacto con los usuarios y los que, en muchas ocasiones, les mantienen o no dentro del seno de una compañía.

Muchas personas, sobre todo en el campo de los servicios, necesitan establecer cierta conexión para poder mantener una relación comercial continuada y duradera. Sin embargo, si la plantilla se renueva de forma habitual y existe una rotación excesiva, será difícil establecer este nivel de confianza repetidamente.

  • No te fijas en la competencia

Creerse el mejor del mercado y no ver qué están haciendo los competidores no ayuda a crecer. Has de estar atento a los movimientos de la competencia para saber si ésta crece o no y de qué manera se va actualizando o renovando.

De esta manera, podrás diferenciarte y sorprender al usuario actualizando tus servicios o productos y dotándolos de valor añadido

RECUERDA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *